lunes, 31 de agosto de 2009

Adelfa, una buena elección

Hacía tiempo que me apetecía hablar sobre las adelfas, baladres, dafnes y hoy me he decidido. Son plantas hermosas, agradecidas, duras y versátiles, un todo terreno en cualquiera de nuestros jardines y, sin embargo, siendo tan populares, apenas las tratamos y apenas nos preocupan. Yo pienso que, precisamente por eso, por lo extendidas que están por toda la zona mediterránea, aquí las consideramos algo así como mobiliario urbano y no les prestamos la atención que se merecen. Al parecer su nombre científico (Nerium Oleander) le viene dado del griego “Nereus” (Dios del mar, padre de las nereidas) por su preferencia a desarrollarse en lugares húmedos, sin embargo todos los que vivimos en la zona mediterránea estamos acostumbrados a verlas en las medianas y cunetas de carreteras y rotondas, donde se utilizan mucho precisamente por que su demanda de agua es mínima y se conforman con la poca que cae del cielo y aguantan todo el sol y heladas que las eches, pero siempre se mantienen de forma robusta y muy floridas durante todo el verano. Tampoco son exigentes con los abonados. Entonces ¿por qué no las utilizamos más en la composición de nuestros jardines mediterráneos?. Y no me refiero a tenerlas físicamente presentes, que son muy socorridas y siempre están en los jardines municipales haciendo bulto, sino sacándoles todo el potencial que realmente poseen.

No quiero hablar de tecnicismos, que esos nos resultarán fácil de encontrar en internet, sino que persigo mejorar su fama de “planta vulgar” y hacer que todos la queramos más y mejor, que no valga sólo para cubrir espacios inertes, así que voy a dedicarme a comentar lo que considero más nos pueda interesar.

Normalmente crece como arbusto entre 2 y 4 m. de altura, pero también es fácil verlas en forma de arbolito o utilizada como seto.

¿Cómo formar un arbolito de adelfa?

Lo mejor es partir de un ejemplar jóven, a ser posible con un único tallo, pero también es posible elegir una con más de un tallo y seleccionar el que más nos convenga como futuro tronco de nuestra adelfa – árbol, por lo que bastará con cortar los demás y entutorar el agraciado para evitar que se nos tronche. Lo ideal es que el primer año lo tengamos en una maceta y podamos resguardarlo de posibles heladas, que ya para el próximo lo pasaremos a suelo o macetón para que dé un buen estirón.



No es preciso quitarle las hojas que tenga por que se caerán cuando sea oportuno, pero sí hemos de ocuparnos de cortar posibles ramificaciones que surjan y dejar sólo un ápice. Este ápice irá creciendo e irá desarrollando nuevas ramitas que iremos cortando a medida que salgan, dejando siempre una que seguirá creciendo y dando altura a nuestro futuro árbol y mantendremos siempre debidamente atado al tutor para su desarrollo vertical. De momento, nos olvidamos de las flores, que ya las disfrutaremos más adelante. Durante este proceso, por tanto, nos interesará mucho proporcionarle a nuestra adelfa un abono rico en nitrógeno.

Teniendo en cuenta que podemos conseguir un árbol cuya copa llegará posiblemente a superar los 4 metros de altura, conviene considerarlo para dejar que nuestro tallo crezca como mucho un par de metros, así conseguiremos que cuando haya alcanzado su desarrollo completo se presente de forma proporcionada. Personalmente, prefiero que no excedan los 1,5 m., aunque he visto por ahí algunos de tamaño considerable.

Una vez que tenemos la altura deseada, bastará con dejar que las ramificaciones superiores se desarrollen libremente y empiecen a formar la copa. Admite podas, como en su forma de arbusto e incluso serán necesarias a medida que vaya adquiriendo tamaño.

¿Cuánto tiempo nos llevará tener nuestro adelfa / arbolito? Pues en unos 3 años, aproximadamente, lo tendremos debidamente formado, aunque aún tardará un poco más en estar completamente desarrollado y lleno de flores.


Imagen

¿Y un seto?

Esto lleva mucho menos trabajo. Bastará con plantar adelfas a una distancia de 1,5 m. y en un par de años prácticamente tendremos un seto compacto y bien formado. El seto de adelfas ocupará bastante espacio en profundidad, así que no es recomendable para jardines pequeños y tampoco para aquellos que deseen un seto-pared en vertical, pues hay que dejarlo crecer libremente durante todo el verano para que florezca, podándolo sólo después de la floración o a finales del invierno, dependiendo de la zona geográfica, para mantenerlo en óptimas condiciones. Su gran ventaja es que es perennifolia, así que podemos disfrutar de la intimidad que nos proporciona esta condición durante todo el año y además llenará de colorido nuestro jardín durante todo el verano. ¿Habéis visto un seto de adelfas blancas en pleno mes de Agosto (Mediterráneo)?. Pues creedme si os digo que es un auténtico espectáculo.


Imagen

Macetas

La adelfa es una planta con un sistema radicular muy desarrollado y sus raíces aprovechan bien el poco agua de que dispongan, de ahí que sean ideales para zonas de sequía. En una maceta no pueden desarrollar debidamente por este motivo pero, como ya he dicho que es una planta muy versátil, tenemos la variedad enana (dwarf), ideal para contenedor, así que cualquiera podrá disfrutar de su adelfa en la terraza o en el patio.

Imagen

Variedades de adelfa

Está la simple y la doble, la blanca, la rosa, la salmón, la beige… (jajaja). Eso creemos muchos pero, ¿Qué pensaríais si os digo que existen cientos de variedades, incluyendo las enanas?.

A continuación os enseño sólo algunas para que os hagáis una idea:

Mrs. Kelso




Petite pink dwarf





Si queréis ver más, podés visitar la página de la International Oleander Society., que es de donde yo he sacado estas fotos.

Vulnerabilidades

Muy propensa al pulgón y a la cochinilla, pero en general bastante resistente. También padece enfermedades como tuberculosis o negrilla. En general, podemos asegurar que es una planta vigorosa, robusta y bastante resistente.

Toxicidad

Quizás el único de sus contras, pero es conveniente saber que contiene alcaloides, aceites etéreos y sustancias resinosas que la convierten en una planta muy venenosa y puede provocar la muerte si se ingieren sus hojas o tallos, así pues, que a nadie se le ocurra prepararlas en ensalada. He leído que, incluso las mieles que las abejas producen de esta planta, pueden llegar a ser tóxicas y otras cuantas anécdotas y supersticiones más derivadas de esta nefasta cualidad.

Sin embargo se ha utilizado para combatir resfriados y contra algunas enfermedades de tipo infeccioso como la sarna.

8 comentarios:

  1. Ainssssss, yo es que la tengo cierta manía, supongo que se debe a haber tenido un ejemplar raquítico y de flor simple, blanca y poco florífero que por si fuera poco siempre estaba llenito de pulgón...
    Por lo que puedes deducir se debe básicamente a la falta de información, por lo que me ha encantado haber aprendido tanto con ésta entrada,
    gracias!!
    un beso,

    ResponderEliminar
  2. Hola Yoli. Gracias por leerme :-)

    Verás, el pulgón es de las pocas enfermedades que afectan visiblemente a las adelfas. Yo he probado a eliminarlos con agua jabonosa, algo que en otras plantas no me atrevo a hacer, y responde maravilla. Si la tienes libre de esta plaga, a muy poco que la cuides, te florecerá durante todo el verano y el otoño.

    Las de flor blanca y simple, son preciosas y muy floríferas.

    ResponderEliminar
  3. Querido Julio si bien es verdad todo lo que dices te has olvidado decir que son altamente tóxicas, absolutamente venenosas.

    Claro que las setas se comen y éstas no por lo que son menos peligrosas. Pero si un niño mete flores en su boca puede peligrar su vida. Esto aunque está en los libros nunca lo comentan en jardinería.

    Te cuento: Tengo unos amigos que tenían un seto de adelfa y lo mandaron podar...Como la finca es muy grande y solo están en ella el mes de Agosto, un vecino del pueblo lleva a pastar las vacas allí... Y un día se le murieron dos vacas de repente...Llamó al veterinario y el veterinario al llegar dijo... han comido esto que está aquí? refiriendose a las adelfas... y el dueño contestó que sí. Y entonces les dijo que esa era la causa.

    Altamente tóxicas de verdad.

    ......

    Independientemente de lo anterior, a mi el follaje que tienen no me gusta...Efectivamente son muy resistentes en todos los climas.

    La autovía Murcia Cartagena tiene la mediana de adelfas.

    ResponderEliminar
  4. Daisy, presiamente el último párrafo que he puesto se llama "Toxicidad" y hablo de sus peligros ;-). Todos en jardinería sabemos que es una de las plantas más tóxicas que existen, pero es cierto que ésta es de las mortales. No obstante, agradezco tu insistencia en este punto.

    ResponderEliminar
  5. Hola julio y cia...
    yo para el poquito sitio que tengo en la terraza, no es una de las opciones que elegiria, pero ahora que dices que es mortal... Julio, a partir de ahora no me pongas ensalada y me digas que son variedades raras de lechuga...

    mucho cariño paa todos

    Susana, Hari Mitar kaur

    ResponderEliminar
  6. Susana Hari hari militari, tú estás más que inmunizada por que la has comido varias veces, no como lechuga precisamente... ¿Recuerdas la ramita de laurel aquella que te di que decías que le daba tan buen regustillo a las comidas?

    :D

    ResponderEliminar
  7. Pues yo acabo de comprar cuatro para mi terraza. Son preciosas y como no tengo instinto de vaca no hay peligro. Vivo en el mediterráneo y me encanta verlas, siempre he querido tenerlas y hoy he cumplido mi sueño. ahora a esperar que florezcan y me llenen lka terraza de color.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo acabo de comprar cuatro para mi terraza. Son preciosas y como no tengo instinto de vaca no hay peligro. Vivo en el mediterráneo y me encanta verlas, siempre he querido tenerlas y hoy he cumplido mi sueño. ahora a esperar que florezcan y me llenen lka terraza de color.

    ResponderEliminar